Una gestión que conciba al medio ambiente no sólo como una acumulación de conflictos sino como políticas públicas consensuadas con todos los sectores de la comunidad.

Promoveremos la instalación de una planta de tratamientos de residuos sólidos urbanos como así también elementos contaminantes como electrónicos y/o industriales. Esto conlleva a la conservación del medio ambiente generando al mismo tiempo trabajo genuino para nuestros vecinos.

Esta planta de tratamiento transformará las 600 toneladas de residuos diarios que genera nuestra ciudad en materia prima que volverá al mercado en nuevos productos los que nos garantizará la incorporación de 1000 nuevos puestos de trabajo.