Una gestión basada en la correcta prevención para atacar las causas y no sólo los efectos. Para ello, promovemos la capacitación y la formación laboral de los jóvenes, garantizamos la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación y el desarrollo de políticas sociales que fortalezcan la familia y privilegien la niñez.

Una política de seguridad con mayor inversión, capacitación y profesionalismo a la hora de prevenir un delito. Con una modernización en el sistema de vigilancia a través de cámaras de seguridad, botones anti pánico, nuevos destacamentos en zonas más vulnerables y mayor presencia de funcionarios de seguridad idóneos para tal fin.