Una gestión que fortalezca las organizaciones vecinales, transfiriéndoles gradualmente competencias y recursos para que desarrollen actividades culturales, deportivas, sociales, administrativas, participativas y asistenciales.

Esto se logra principalmente ejecutando el presupuesto participativo que actualmente cuenta nuestro municipio.